Sensaciones florentinAS

Posted on Actualizado enn

Si nos preguntamos, ¿qué es la estética? Puede ser algo difícil de definir, aunque cada uno tiene la suya propia y muchas veces sin ser consciente. Cada persona tiene su estilo propio y sus gustos, incluso en el vestir, no es casualidad ir vestido de determinada manera. Todo tiene su explicación y mejor o peor  cada uno tenemos una estética definida que, nos hace identificarnos con nuestro ser interior, con nuestros gustos y con lo que nos atrae. Es una manera de sentirnos identificados con lo que nos interesa y decidir qué y a qué no le vamos dedicar nuestro valioso tiempo.

Fachada Santa Mª Novella
Fachada Santa Mª Novella

Dando un paseo por Florencia, te das cuenta que su estética es brutalmente atrayente, todo en su conjunto va acorde y nada desentona. Miles de visitantes, en una ciudad realmente bella, mires por donde mires todo parece estilizado, armonioso, sintonizado. Una ciudad que aflora arte en todos sus rincones y te hace sentir extasiado durante todo su transcurso, no puedes dejar de mirar, observar, investigar, algo realmente mágico, debe ser un sentimiento parecido al de un niño cuando visita Disneylandia, te deja un impacto interior que, aún cuando pasan los días, te siguen pasando sus imágenes por la mente, incluso algunos sueñan con ella.

Divisar la imponente cúpula de Brunelleschi de Santa María di Fiore, en la que Verrocchio remató con una bola y una cruz a 114,5 metros de altura, gracias a la grúa que Leonardo Da Vinci diseñó para poder colocarla, deja boquiabierto a cualquiera. Acercarse y ver que le acompañan su campanile y baptisterio de mármol tricolor en su conjunto, todo un gozo para los sentidos. Al igual que la maravillosa fachada de Santa María Novella de Alberti, construida entre los años 1458-70, con absoluta simetría y a modo de los arcos triunfales romanos, presumiendo de un integrado frontón flanqueado por volutas,  puro preciosismo.

Pasando por sus dos famosas galerías, la Academia dónde se encuentra el David de Miguel Ángel con sus cinco metros de altura imponentes y la Uffizi que alberga obras tan interesantes, entre otras, como El nacimiento de Venus y La  primavera de Boticcelli, Judith y Holofernes de Artemisa Gentileschi, La Venus de Urbino de Tiziano o el impactante

¨La primavera¨, Boticcelli
¨La primavera¨, Boticcelli
¨Baco¨, Caravaggio
¨Baco¨, Caravaggio

Baco de Caravaggio, que te mira, como si te llamara para invitarte a compartir ese vino que sostiene en su mano en la brillante copa, un cuadro que causa verdadero impacto por su clara definición, realismo, iluminación, te deja atónito, una sensación difícil de explicar.

Palacio Ruccelai
Palacio Rucellai

Siguiendo con los palacios, como el Strozzi y el Vechio abierto al público a diario, la estudiada fachada del Rucellai, cumpliendo la superposición de los órdenes, modelo a seguir como solución a las fachadas palaciegas de la época e inspirado en El Coliseo , pasando por el Medici-Ricardi de Michelozzo, de planta cuadrada con patio interior como la mayoría e integrado en el centro ciudad. Cruzando el Ponte Vechio, el Pitty, impresionante por su grandeza y robusto almohadillado, recordando su carácter defensivo y de fortaleza con excepcionales jardines.

Todo, hasta lo más mínimo en esta ciudad, los edificios, los palacios, las iglesias, etc… está en consonancia, está acoplado, constituye un repertorio que les permite vivir en común de manera armónica, establece vínculos con los visitantes, les hace tener y ser conscientes o no, de la experiencia estética que están viviendo mientras callejean, es cuando puede pasar que el objeto se enfrente al sujeto y conecten entre ellos, aporta una especie de poética visual que, permite fusionarse automáticamente con esa magia que fluye en el ambiente, es cuando dentro de nosotros aflora la sensibilidad y nos toca la fibra, pero no entiendes muy bien el porqué. Esas sensaciones les afectan a numerosas personas al pasear por Florencia, son las sensaciones florentinas que te llevas para siempre dentro de ti.

Enteramente bella como pocas y con una carga histórica importante. De allí, surgió parte del estilo del arte renacentista de la época, su punto de partida y de expansión por otros lugares, evolucionando en cada momento, desde el urbanismo hasta las bellas artes, donde coincidieron grandes artistas, pintores, escultores, arquitectos y gracias a sus mecenas tuvo un desarrollo próspero y vital. Aunque sus enfrenamientos entre las poderosas familias en el siglo XV por hacerse con el gobierno, fueron motivo de muchos capítulos de disputas sociales y políticas.

Exterior Galería Uffizi
Exterior Galería Uffizi

En su momento creó una inestabilidad para sus ciudadanos, grandes cambios en el ambiente económico, social y cultural en una refinada atmósfera intelectual, cuyas élites se habían entregado al arte, a la poesía y a la filosofía.

A pesar de todo, pasearse por sus calles, siendo consciente de todos los episodios que se vivieron en esa época y ver que su arte sigue estando ahí, al pie del cañón, poder sentirlo, es algo mágico que te hace viajar más de quinientos años atrás y pensar que aún podemos pisar los mismos adoquines, es una sensación que no tiene precio, es inexplicable y enormemente atrayente, es arte en su conjunto, unido todo en una ciudad que te envuelve, arte, arte en estado puro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s